Los juegos y bocas de llaves de vaso STAHLWILLE son la garantía de mayor seguridad y eficacia.

Los profesionales de la industria y del taller necesitan trabajar con rapidez, precisión y rentabilidad. Por este motivo, las herramientas que utilizan han de satisfacer las más estrictas exigencias de calidad. Gracias a las numerosas innovaciones técnicas que incorporan, las carracas y las bocas de llaves de vaso de STAHLWILLE contribuyen a prevenir lesiones y fallos.

Con las carracas, las piezas de conexión y las bocas de STAHWILLE, los profesionales «van sobre seguro». Ya se trate de juegos o de piezas individuales, el punto esencial para el usuario es siempre una calidad excepcional. Ello es posible gracias a unos niveles de tolerancia mínimos durante la fabricación y un estricto sistema de calidad según DIN EN ISO 9001.

A la reconocida fiabilidad y precisión de estas herramientas hay que añadir una facilidad de uso de nivel superior.

  • Las manejables empuñaduras antideslizantes, de dos componentes, permiten trabajar sin realizar grandes esfuerzos.
  • Gracias a las delgadas paredes de las llaves de vaso, es posible llegar a los puntos de montaje de más difícil acceso.
  • El sistema QuickRelease proporciona un control óptimo de todas las conexiones, desde la carraca hasta la boca pasando por las piezas de conexión.