Toda la fuerza en el mango – destornilladores

La eficiencia y seguridad con que se trabaja día tras día con un destornillador depende fundamentalmente de la calidad de la herramienta. Estos rasgos se manifiestan tanto en el empleo de materiales de gran calidad como también en el diseño adecuado, en especial del mango, elemento decisivo para tener siempre el trabajo «firme en el puño».

Los destornilladores  de STAHLWILLE aúnan estas características positivas a la perfección. El resultado es una herramienta ergonómica y duradera que le permitirá trabajar sin fatiga y transmitir toda su fuerza incluso con las manos grasientas.

 Los destornilladores están disponibles también como juegos en prácticas bandejas de plástico o bandejas de seguridad TCS, a juego con los carros de taller y cajas de herramientas de STAHLWILLE.

 

Vástagos

Elaborados con acero aleado al cromo de gran calidad. Temple integral. Anclaje indisoluble en el mango gracias a una espiga extra ancha, forjada. Gran resistencia a la flexión.


Todo ello hace que el  se empuñe con suma comodidad, evitando que la herramienta se le resbale o escurra incluso con manos húmedas o grasientas.

La nueva gama de destornilladores

Cada día un nuevo reto, para cada reto la herramienta adecuada. La nueva serie ha sido desarrollada para profesionales, que en su trabajo diario han de superar siempre nuevos retos, prestando especial atención a las tres exigencias más importantes desde el punto de vista del usuario: fiabilidad a largo plazo, funcionamiento seguro y cómodo manejo. satisface tan bien estos tres requisitos que no volverá a preocuparse por ellos.